Prensa 2010

Página publicada en Internet sobre el concierto dado en la Bañeza el 13 de noviembre de 200 , así como las publicaciones habidas en los diarios de la localidad EL ADELANTO BAÑEZANO (fecha 19 de Noviembre de 2010) y LA BAÑEZA HOY (de 22 de noviembre de 2010.

Publicado por José Cruz Cabo el 16 – Noviembre – 2010

José Cruz Cabo

Fue una auténtica pena que el Coro de Barakaldo, compuesto sólo por voces graves, o sea hombres, no pudiera cantar en un sitio mayor que la capilla de Jesús Nazareno. Mientras nuestra Coral del Milenario está celebrando sus bodas de plata, a los de Barakaldo les faltan cinco años para celebrar el setenta y cinco aniversario de su fundación. El coro de la ciudad vizcaína está maravillosamente dirigido por el virtuoso profesor musical y compositor, Iñaki Hernández Robledo.

La capilla de Jesús Nazareno estuvo abarrotada de público, hasta el extremo de que la gente de pie se amontonó de tal manera que nadie podía moverse, pero ello no fue obstáculo para que el concierto se siguiera con enorme interés hasta por los que estaban incómodos. Fue presidido por el Alcalde, José Miguel Palazuelo. El director de la coral del Milenario, Jesús García Mielgo, hizo la presentación de esta maravillosa coral vasca, adscrita a la parroquia de San Vicente de Barakaldo, y lamentó que no se pudiera celebrar en el teatro, para lo que en principio se había estipulado y pedía disculpas tanto a los espectadores, como a los cantantes, por tenerlo que hacer en una capilla tan hermosa, pero pequeña para un concierto como éste.

En el programa no sólo estaban las voces de los cantantes, sino que tenía parte muy activa en el programa escogido, el piano, el órgano, la percusión, el acordeón y la fotografía, pues durante las canciones se iban poniendo imágenes relativas a lo que se cantaba. Una parte del concierto fue canción religiosa y gregoriana y la otra bolero, habanera y blues, finalizando con canciones bilbainas y barakaldesas. Este grandioso coro, sólo de voces graves, mantienen una tesitura, una conjuntación y un ensamblamiento, entre el conjunto y los distintos solistas del mismo, así como con la música que les acompaña, que es una delicia y una emoción desbordante escucharlos, su precisión, su exactitud, tanto de tonos como de acordes o de respiración, que prácticamente no se les nota el esfuerzo al subir o bajar en la escala musical, es impactante.

Cuando finalizó el programa que ellos traían, y en vista de que los aplausos, los bravos y la entrega de los espectadores fue tan desbordante, tuvieron la gentileza de cantar otra canción y entonar el Himno de La Bañeza, que se lo habían aprendido, para dar esa alegría a los más de doscientos espectadores que tuvieron la fortuna de escuchar a esta coral, que esperamos vuelva cuando ya esté el teatro inaugurado, porque queremos oírla en un espacio donde todo su arte se pueda paladear con tranquilidad y comodidad. Gracias por traernos tanto arte y tanta simpatía.