Componentes Coro de voces graves

La Schola Cantorum de San Vicente de Barakaldo está compuesta por 25 voces graves (voces de hombre) distribuídas de la siguiente Manera:

Tenores 1º

Ismael García Parra (*)

José Luis (Txelu) De Vicente Montalbán

José Luis García Ureta

Miguel Ángel (Txapi) Gil Peláez

Eugenio Alonso Gorbea

Valentín Barcenilla Carnicero

Carlos Ibáñez Aranda

Jokin Ibañez Ariza

Tenores 2º

Roberto Casas Andrés (*)

Antonio Domínguez Bravo

Jesús Ruiz Gómez

Enrique Javier Urraca Iglesias

Arseli Valbuena Mansilla

Juan Avila Fernández

Barítonos

Iván Calvo Zuazo

Serafín Cuetos Pellón

Fernando Garma Pisabarro

Juanjo Hernando Moro (*)

José Antonio Herrero Crespo

Bajos

Kiko González García (Kiko Trejo)

José Luís Negrete Bilbao

José Cruz Sainz Alvarez (J.C.)

Roke Andrés Aranguren Ibañez

Julen Montero Pérez

(*)=  Jefe de Cuerda
Ser componente de la Schola no significa sólo cantar en el coro, algunos coralistas también son miembros de la  Junta Directiva, además de realizar otras muchas otras labores. A título de ejemplo ahí van unos nombres:

Regidor: Encargado de que todo esté dispuesto para salir a un concierto, de hacer realidad los montajes escénicos etc., está el también director Jose Mª Cuevas Arteagabeitia.

Archivero: Al frente del archivo con las partituras siempre dispuestas se encuentra el tenor 2º Arseli Valbuena Mansilla.

Redactor: La persona encargada de la elaboración o/y corrección de los textos es nuestro vicepresidente Patxi Rubio Martín .

Traducciones al euskera el tenor 2º Roberto Casas Andrés.

Arregla todo lo eléctrico y electrónico el tenor 1º José Luis García Ureta.

Soldaduras, estructuras y demás “Bricolaje” complejo el bajo Kiko Trejo.

Las fotos las hace el bajo José Luís Negrete Bilbao.

Las relaciones con la federación son cosa del barítono Roke Aranguren Ibañez.

Las meriendas para los descansos las prepara el barítono Serafín Cuetos Pellón.

Se pelea con la página web y nuevas tecnologías el tenor 1º Jokin Ibañez Ariza.

… SIEMPRE HAY ALGO QUE HACER

San Vicente BARAKALDO